Un café con Vargas Llosa

Un café con Vargas Llosa

Ayer leía una entrevista a Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, en la que el escritor afirmaba que “Argentina se jodió con el Peronismo. El peronismo fue fatal para la Argentina. Introdujo una especie de nacionalismo que cerró a la Argentina”.

Las frases me quedaron rebotando y generaron preocupación. Un escritor renombrado culpando al movimiento con el cual tantos nos sentimos identificados.

¿Por qué Vargas Llosa señala al Peronismo como lo que jodió al país?

Las personas y todo lo que ellas conforman, tienen aciertos y desaciertos; fortalezas y debilidades; virtudes y defectos. El Peronismo –y con esto me refiero al de Perón- no es la excepción.

Tuvo sin duda sus errores. Pero hay un legado que es concreto: la dignificación de los trabajadores a través de las vacaciones pagas, el aguinaldo, la indemnización o la jubilación. El voto a la mujer. La construcción de más de 2.000 escuelas primarias, 162 establecimientos de enseñanza secundaria y 137 escuelas técnicas. La nacionalización de los ferrocarriles. La construcción de caminos, puentes, centrales hidroeléctricas, diques y usinas a lo largo de todo el país. La posibilidad de acceder a un crédito para la vivienda o directamente las viviendas sociales, los clubes y las colonias de vacaciones.

¿El Peronismo jodió al país? Me lo vuelvo a preguntar. No sea cosa de volverme un necio.

Para los marginados, los “cabecitas”, los descamisados, Perón fue quién les tendió la mano que nunca nadie les había dado. Pensó en el pueblo y así el pueblo se unió, se apropió de la bandera de la Justicia Social y empezó a recorrer un camino de conquistas y unión. Desde entonces la palabra “compañero” se llenó de contenido, de vida, del sentimiento de fraternidad de quienes comparten la lucha de los trabajadores. ¿Fue ese su mal?

Si realmente tuviera la posibilidad de tomarme un café con Vargas Llosa, le preguntaría todo esto.

Enterate de todo lo que pasa en Pilar

Ver mas novedades