Vocación se servicio

Vocación se servicio

“Antes trabajaba en prevención en una fábrica y cuidaba a los operarios, ahora me estoy formando para poder cuidar a todos los integrantes de una familia, desde un abuelo hasta un niño”. Esa es una parte de la historia de Mariela Toloza, de Maquinista Savio, que siempre soñó con ser policía. Tiene 35 años y hace unos meses, cuando volvía de trabajar, vió el afiche que informaba la inscripción de aspirantes a la Policía Local. Sin dudarlo, al día siguiente fue a anotarse, y luego de pasar todos los exámentes con mucho esfuerzo, quedó seleccionada para empezar el entrenamiento. Mariela le dedica muchas horas a su preparación, frente a lo cual, explica: “Quiero estar al servicio de la comunidad, esa es mi verdadera vocación. Requiere un gran sacrificio pero yo estoy acostumbrada a esforzarme, antes trabajaba entre 12 y 16 horas diarias”. Y termina: “Mi marido es un apoyo fundamental, él me acompaña en esta decisión”. Gracias a Mariela, a sus familiares, y a todos los que a través de su ejemplo nos invitan a trabajar por la comunidad y a valorar la vocación de servicio.

Enterate de todo lo que pasa en Pilar

Ver mas novedades